5 escalones de tratamientos para la dermatitis atópica

El 14 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Dermatitis Atópica, la enfermedad crónica de la piel más frecuente en niños.

La dermatitis atópica provoca un mal funcionamiento de la barrera protectora de la piel. Así lo recuerda la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) que aconseja prevenir los brotes de dermatitis y mejorar la piel con una serie de cuidados generales y la toma de ciertos medicamentos.

Tal y como explica el doctor Javier Contreras, miembro del grupo de Dermatitis Atópica y Alergia Cutánea de la SEICAP, es imprescindible seguir ciertos cuidados y tratamientos para mejorar la piel y prevenir los brotes de la dermatitis atópica. El Dr. Contreras ha denominado la “Escalera de la Dermatitis Atópica” a los cinco peldaños con diferentes tratamientos que se pueden ir añadiendo hasta lograr reducir los síntomas y prevenir la aparición de nuevas lesiones.

  1. Uso de lociones o cremas adecuadas para mantener la hidratación

Productos hidratantes, para mantener la humedad interna de la piel y su integridad, son un escalón básico en el tratamiento de los niños con atopia. La piel sana tiene cierto grado de humedad interna y está cubierta por una capa grasa muy fina que sirve de protección. La piel en la dermatitis atópica se seca, tiende a deshidratarse, y, además, la capa grasa protectora puede ser defectuosa. Los productos hidratantes mantienen la humedad interna y regeneran la capa grasa protectora. Los niños atópicos deben usar productos hidratantes de forma abundante, varias veces al día, pero sobre todo después del lavado o el baño. Si usa crema hidratante con frecuencia se pueden prevenir muchas lesiones.

  1. Antihistamínicos para evitar el rascado

 Las dosis de los antihistamínicos se calculan inicialmente en función del peso y la edad del niño. Después se debe ajustar de manera individual, buscando la dosis que alivie el picor, aunque no todos los niños responden a estos medicamentos.

3. Inmunomoduladores tópicos

Para tratar la inflamación de la piel y las lesiones, se aplican los inmunomoduladores tópicos. Si se emplean cuando comienzan a aparecer las primeras lesiones, pueden frenarlas y lograr que no empeoren. Si se espera a que las lesiones estén más desarrolladas, la respuesta es peor. También se pueden usar inmunomoduladores tópicos para prevenir las lesiones de forma proactiva cada 3 o 4 días.

  1. Corticoides tópicos

Son muy eficaces para reducir la inflamación, el picor y las lesiones en la piel. Los corticoides son más eficaces que los inmunomoduladores, pero se recomienda su uso durante ciclos cortos de tiempo para reducir efectos secundarios. De hecho, se suspenden cuando las lesiones mejoran.

5. Último escalón: corticoides orales, inmunosupresores, medicamentos biológicos, etc.

Solo un pequeño porcentaje de niños o adultos con Dermatitis Atópica los necesitan. Investigaciones recientes nos han proporcionado unos medicamentos nuevos, que son muy eficaces, pero que solo se pueden prescribir en los hospitales para los casos más graves.