Buscar
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué debemos tener en en cuenta antes de regalar a un niño alérgico?

¿Tienes hijos o en tu familia hay niños a los que no sabes qué regalarle en navidad? Regalar a niños se vuelve más complicado cuando sabes que tienen alergia y no todo juguete es apropiado para ellos. A continuación, Desde la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) te damos algunos consejos que debes considerar para hacer tu mejor elección.

Recomendaciones para alérgicos a ácaros

Si se quiere regalar un muñeco de trapo o peluche a un bebé o niño pequeño se debe procurar que sea de materiales lisos, sin pliegues para evitar que acumulen ácaros de polvo que pueden resultar alergénicos para niños con alergia a los ácaros o asma.

Recomendaciones para niños con dermatitis atópica

Si la alergia es dérmica, es decir al contacto de su piel con los objetos, evita los juguetes de látex como: globos, pelotas, coches con ruedas de caucho, ciertos disfraces, máscaras de personajes, accesorios deportivos como kits de buceo ya que todos ellos tienen mangos o bordes de este material.

También evita los cosméticos, las joyas de fantasía y ciertas pinturas, ya que pueden contener níquel, cobalto, mercurio, aluminio y formaldehido, entre otros componentes nocivos.

Alternativa: Elige juguetes con materiales que sepas que no se van a desprender o desgastar con el uso, como los mangos de raquetas que se desprenden con el tiempo. Deben ser juguetes de plástico fáciles de limpiar o pueden ser juguetes de madera. Lee las etiquetas para saber si no contiene materiales nocivos como los que mencionamos. En el caso de las pinturas, deben ser hipoalergénicas, por lo general siempre se indica este detalle en su empaque.

Recomendaciones para niños con alergias alimentarias

Este tipo de alergia es la más peligrosa, ten mucho cuidado a la hora de obsequiar dulces, asegúrate de que no contenga ingredientes a los que son alérgicos.

Alternativa: En este caso, si no eres su padre o madre, consulta con ellos en vez de sorprenderlos, y si se trata de tu hijo y es una golosina que tienen ingredientes que nunca le has dado de probar, deja que pruebe un pequeño pedazo y observa con cuidado si alguna reacción ocurre o no.

Desde la SEICAP recordamos que las Navidades para un niño alérgico deberían ser igual que para el resto, sin que estos se sientan aislados o desplazados, pero hay que procurar hacer regalos aptos para ellos.