Buscar
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La SEICAP acreditará a las Unidades Pediátricas de Asma Españolas

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) acreditará a las Unidades Pediátricas de Asma que así lo soliciten y cumplan con los requisitos de alguno de los tres niveles de acreditación. El objetivo principal es asegurar la mejor asistencia a los pacientes con asma, ofreciéndoles una atención multidisciplinar, adaptada a los estándares europeos y encaminada a conseguir la excelencia en las actuaciones realizadas por el grupo.

El asma pediátrica es la enfermedad crónica más prevalente en los menores de 19 años, según datos de la SEICAP. La supervivencia de estos pacientes ha mejorado, con el paso de los años. Aun así, en 2022 se registraron casi 900 casos de asma fatal en España, según datos del INE. “La prevalencia de asma alérgico en pediatría es muy superior al del adulto por lo que la edad pediátrica es una ventana de oportunidad para evitar el progreso de la enfermedad y las secuelas irreversibles que ella puede producir. Por esta razón es el pediatra alergólogo el profesional alrededor del cual debe articularse el equipo multidisciplinar que debe constituir las Unidades de referencia” explica el doctor Óscar Asensio de la Cruz, vocal de la SEICAP.

La SEICAP abrirá, cada año, un periodo para que los hospitales que cuenten con una Unidad Pediátrica de Asma (UPA) y quieran solicitar la acreditación envíen la documentación necesaria. Los hospitales interesados podrán acceder a la lista de requisitos y a unos baremos de autoevaluación para conocer si cumplen con las condiciones exigidas para solicitar la acreditación y en qué nivel se encuentra: UPA básica, UPA intermedia y UPA de referencia. Los dos primeros niveles deben contar con una unidad de referencia a la que poder derivar, y/o actuar como consultores cuando sea necesario.

Durante el proceso de acreditación, la SEICAP proporcionará apoyo y asesoramiento a los hospitales solicitantes para ayudarlos a cumplir con los requisitos establecidos. “La iniciativa es una oportunidad para mejorar la calidad de vida de los niños con asma en España. Además, se espera que esta acreditación impulse la investigación y la formación continuada en el campo de la inmunología clínica, la alergología y el asma pediátrica”, reconoce el doctor Asensio.

Las Unidades Pediátricas de Asma acreditadas por la SEICAP recibirán un sello de calidad que certifica su compromiso con la excelencia en la atención. Este sello no solo es un reconocimiento al trabajo bien hecho, sino que también ofrece una garantía a los pacientes y sus familias de que recibirán una atención de primera clase. Los hospitales interesados en obtener esta acreditación deberán someterse a una rigurosa evaluación que incluye una revisión de sus instalaciones, personal, equipamiento y protocolos.

Objetivos de la Unidad Pediátrica de Asma

La SEICAP, como sociedad dedicada a la atención pediátrica de las personas con asma, ha establecido unos criterios de acreditación de las unidades de asma pediátrica españolas con los siguientes objetivos:

  1. Asegurar la mejor asistencia a los pacientes con asma, ofreciéndoles una atención multidisciplinar, adaptada a los estándares europeos y encaminada a conseguir la excelencia
  2. Ofrecer un plan de atención integral conjunto para atender a los pacientes durante la infancia, adolescencia y realizar la transición de calidad del especialista de pediatría al de adultos.
  1. Establecer planes docentes dirigidos y estructurados.
  1. Crear líneas de investigación encaminadas al control total y la curación de la enfermedad.
  1. Organizar adecuadamente todas las líneas de trabajo (asistencial, docente, investigadora) con el fin de disminuir costes.
  1. Informar a los pacientes y sus familias acerca de las Unidades existentes en su ámbito geográfico.
  1. Asegurar la atención de excelencia que requiere el asma grave.
  1. Facilitar la autoevaluación de las unidades con estándares de calidad asistencial que permitan la mejora hacia la excelencia y la coordinación entre los diferentes ámbitos de atención sanitaria.