Buscar
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El tratamiento precoz de la dermatitis atópica podría reducir el desarrollo de la alergia alimentaria en niños

El 14 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Dermatitis Atópica, la enfermedad crónica de la piel más frecuente en niños.

El tratamiento cutáneo precoz para la dermatitis atópica en bebés puede reducir la alergia alimentaria Así lo concluye un estudio recientemente publicado en The Journal of Allergy and Clinical Inmunology

Para la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), en el Día Mundial de la Dermatitis Atópica que se celebra el 14 de septiembre, los resultados de este estudio son prometedores.

El huevo es, junto a la leche, la alergia alimentaria más frecuente en los primeros años de vida. Los síntomas de la alergia al huevo suelen aparecer de forma inmediata, desde unos minutos hasta las dos primeras horas después de la ingesta. “Lo más frecuente es la aparición de sintomatología cutánea, del tipo eritema perioral, urticaria facial o generalizada, pero también pueden aparecer síntomas de asma (broncoespasmos, sibilancias, tos), rinitis, conjuntivitis o digestivos, con diarrea, vómitos, náusea. Si están afectados más de dos órganos se considera anafilaxia”, advierte la doctora Mercedes Escarrer, coordinadora del grupo de trabajo Dermatitis Atópica y Alergia Cutánea de la SEICAP.

Este estudio destacó el potencial de un tratamiento bien controlado de la dermatitis atópica como componente de una estrategia de prevención en el desarrollo de la alergia al huevo. Participaron 650 bebés de 7 a 13 semanas de edad con dermatitis atópica y se les asignó al azar a un tratamiento cutáneo precoz con mejoría de la función barrera de la piel y a un tratamiento reactivo convencional con corticosteroides tópicos (TCS). A las 28 semanas se realizó una provocación oral al huevo.

Los investigadores observaron que el tratamiento precoz con mejoría de la función barrera de la piel redujo significativamente la alergia al huevo en comparación con aquellos que recibieron tratamiento convencional: 31,4% frente a 41,9%.

Recomendaciones de la SEICAP

Los pediatras alergólogos consideran que es imprescindible que los niños con dermatitis atópica sigan las siguientes recomendaciones para cuidar la piel y prevenir los brotes:

  1. Uso de lociones o cremas adecuadas para mantener la hidratación y evitar el picor. Los productos hidratantes mantienen la humedad interna y regeneran la capa grasa protectora. Los niños atópicos deben usar productos hidratantes de forma abundante, varias veces al día, pero sobre todo después del lavado o el baño.
  2. La ropa debe ser 100% algodón o tejidos naturales como el lino. Eviten las fibras sintéticas y la lana. Evitar ropa ajustada, procurar no abrigar en exceso al niño.
  3. El baño debe ser de corta duración con agua templada. Se recomienda que use jabón suave especial para pieles atópicas. Se recomienda no usar esponjas, mejor limpiar con la mano directamente.
  4. La ropa debe lavarse con jabón y aclararse muy bien tras el lavado para eliminar residuos de detergentes. No se debe utilizar lejía ni suavizantes.
  5. Las uñas deben estar siempre cortas, y muy limpias, para evitar heridas por el rascado.