¿Cómo diferenciar los síntomas de la ómicron de los de la alergia?

Con llegada de la variante ómicron los síntomas de COVID-19, las alergias y el catarro son ahora más difíciles de distinguir. Las manifestaciones más comunes de ómicron pueden asimilarse en mayor medida a las de una gripe, resfriado o alergia. 

Con la llegada de la variante ómicron los síntomas de COVID-19, las alergias y el catarro son ahora más difíciles de distinguir. Las manifestaciones más comunes de ómicron pueden asimilarse en mayor medida a las de una gripe, resfriado o alergia.

El contagio masivo de ómicron está coincidiendo con el inicio de la temporada de polinización de las cupresáceas (arizónica y ciprés) así como el fresno: Esta superposición de síntomas hace que sea difícil distinguir entre una rinoconjuntivitis y contagio por la cepa ómicron, mucho más leve que las otras variantes del SARS-Cov2. La polinización de cupresáceas se suele iniciar en febrero, pero la escasez de lluvias de principios de enero, sumado a las medidas como mascarilla obligatoria en exteriores, los casos de alergias fueron menos que otros años.

Al coincidir ambas en el tiempo, las visitas a los centros de atención primaria y urgencias por síntomas de alergias estacionales se han incrementado por a no saber si en realidad el menor padece de covid, incrementando también en gran medida los test diagnósticos.

Cómo diferenciar ambas afecciones 

La principal distinción es la fiebre. Si el niño tiene fiebre, es probable que no sea alergia. Puede ser ómicron o un catarro. Sin embargo, la ausencia de fiebre no indica la ausencia de covid. Otra de las grandes diferencias es el dolor en músculos y articulaciones, ya que la alergia no provoca este síntoma a diferencia de la nueva variante. Además, la mucosidad de la alergia es más líquida, abundante y clara que la de la covid o un catarro.

La duración de los síntomas es un factor importante para tener en cuenta. Los síntomas de ómicron duran entre dos y cuatro días, pudiendo llegar a una semana, mientras que los de la alergia pueden alargarse varias semanas, mientras dure la polinización.

En cuanto a los estornudos, con ambas afecciones podemos llegar a estornudar, sin embargo, el estornudo alérgico suele venir a consecuencia de un picor irrefrenable que no podemos ignorar. En cambio, el picor de ojos y lagrimeo solo ocurre con la alergia. El contacto con los alérgenos irrita los ojos y provoca enrojecimiento, hinchazón, picor y lagrimeo.

Desde la SEICAP te damos una serie de Consejos para prevenir la alergia al polen en invierno